Nace una asociación para frenar el crecimiento de la cantera de Alcover

Reunio Alveolus

Reunio Alveolus

Casi un centenar de personas se acercaron ayer hasta el edificio del ADF de l’Albiol para dar soporte o simplemente informarse de la actividad que llevará a cabo la recién nacida asociación Alveolus, una entidad surgida para luchar, principalmente, contra la posible expansión de la cantera de Alcover hacia l’Albiol, algo que según explicó el presidente de la nueva entidad, Carles de Ahumado «está pendiente de informe por parte de Medi Ambient» y considera que el crecimiento de la pedrera es «desmesurado». Es por ello que Ahumado anunció que hablará con otros municipios afectados para poder aumentar el número de socios de la entidad.

La asociación Alveolus se comenzó a gestar en octubre del 2010, momento en que los miembros que actualmente forman parte de ella –alrededor de una veintena– tuvieron conocimiento de la extensión de la cantera de Alcover hasta el municipio de l’Albiol. Fue entonces cuando, según explica  Ahumado, «promovimos la creación de Alveolus».

Para darse a conocer al público, la entidad llevó a cabo su presentación junto a una mesa redonda en la que se debatió el desarrollo social y económico del medio rural. A este acto asistieron distintas personalidades relacionadas con la temática entre las cuales se encontraba Ahumado; Anton Mestre, de la asociación Defensa del Territori i Patrimoni de Riudecols (DELTERPA); Margarida Genera, del Departament de Cultura de la Generalitat; Francesc Magrinyà, de la Universitat Politècnica de Catalunya; Màrius Domingo, ornitólogo; y Josep Oliveras, de la URV.

Proteger el entorno

Durante la mesa redonda que se celebró en l’Albiol se expusieron otros asuntos de interés para la zona. Así, entre otros, se debatió acerca de la posibilidad de su desarrollo a nivel turístico o de recuperación del patrimonio.

Publicat al Diari de Tarragona 20/06/2011

Aquesta entrada ha esta publicada en Cantera, Hemeroteca. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Nace una asociación para frenar el crecimiento de la cantera de Alcover

  1. Pep Palmitjà diu:

    En la fotografía que ilustra la reproducción en “Albiol.Info” de este artículo aparecido en el Diari de Tarragona reconozco, junto al concejal de l’Albiol, Josep Golofron, a la persona que, en “Ruegos y preguntas” a los ponentes, se presentó como “enviado al acto por el Gremi d’àrids de Catalunya” y que defendió ante los presentes los intereses de La Ponderosa con la misma estrategia que lo viene haciendo, desde hace años, el alcalde y gobierno municipal de l’Albiol. Buscan la confusión generando alarma social.

    La intervención de este señor me sorprendió por varias razones sosrprendentes. Entre ellas, el que la patronal se haga “visible y sonora” para los perjudicados, cuando viene ocultando sus intereses a los vecinos desde hace más de 6 años. Que utilicen la “compra o cambio” de los destrozos con valor monetario, expresando lo que “dan” y ocultando “lo que se llevan, destrozan y les produce su comercio”. (La maestra jubilada de Riudecols, que intervino, le expresó qué ha significado para ellos y su medio todo lo que ofrece la explotación de la cantera)

    Pero, de un modo especial, me sorprendió, en la intervención del, según él, “enviado por el Gremi d’àrids de Catalunya”, la prepotencia de sus palabras, dándo por sentado que los asistentes al acto éramos “ignorantes” (¿incluía, también, en esta categoría a los “ponentes”?) Algo inaudito, hasta ahora en el “seny” de los propietarios e industriales de Catalunya. Este país ha tenido su propio devenir histórico y en esa historia incluso las relaciones económicas y sociales estaban marcadas por un modo propio de ser. La misma explotación y propiedad de la tierra ha estado marcada en Catalunya por una historia propia y específicas relaciones de clases. Diferentes de otras dadas en el lugares del Estado (o como se le quiera denominar)Pues bien, estos nuevos “dueños” del país se comportan actualmente con modos y maneras “caciquiles” y “medievales”. De señores feudales de “ordeno y mando”; de latifundistas e industriles conectados con el monopolio del poder económico global. Argumentaba, finalmente, este señor enviado del “Gremi” (“paraula amb conexió medieval”) que la propiedad particular de la tierra es de lo superficial, lo profundo (las piedras, los minerales,…) es un bien común, de todos, gestionado por el Estado. ¡Qué falacia para confundir al personal! O sea, que el “bien común” lo expropiará el Govern para entregarle su explotación y beneficio particular durante 150 años al Sr. Josep Rodríguez, de La Ponderosa, y sus herederos. Ni el propio Sr. Aquilino Rodríguez hubiera pensado tal “barbartidad”. Para usar tales falacias se necesita la vinculación al poder económico global que nos ha traido la ruina total pagada por los ciudadanos de a pie. Por lo que se ve, La Ponderosa la tiene. Mala cosa.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *